domingo, 5 de diciembre de 2010

La psicología del éxito


La psicología del éxito
V.Roazzi

Lograr riqueza, felicidad y éxito e posible si se tiene en cuenta que todas esas metas son factibles a partir de la firme convicción de que se pueden conseguir

El éxito es felicidad. De hecho, todas las formas de éxito son los intentos de una persona por alcanzar la felicidad. Lo mismo sucede con el éxito financiero. No buscan dinero, fama o respeto. Buscan la felicidad que el dinero, la fama y el respeto puede brindarles. Esa es la motivación básica para soportar lo que sea necesario para ser verdaderamente exitoso: la felicidad. Cuando uno se concentra en el dinero, la fama o el respeto, el éxito suele ser efímero. Al adquirirlos surge el miedo de perderlos, lo que lleva naturalmente a que eso suceda.

Por ser hijos de Dios, parte de la conciencia universal, cualquiera sea nuestra creencia, la felicidad es un derecho inalienable. Escuché a uno de mis gerentes, Victor, mientras le hablaba a un grupo de vendedores novatos, y lo que dijo me impresionó por la validez de esta verdad. Les dijo: “¿Saben lo especiales que son? En el momento de su concepción, había millones de posibilidades, porque había al menos doscientos millones de espermatozoides que podrían haber tenido contacto con el óvulo. Pero ustedes fueron los que triunfaron. Superaron increíbles desafíos sólo para nacer. ¿Creen que fue para nada? ¿Creen, tal vez, que existe un motivo para que superaran esos increíbles desafíos? Ustedes nacieron para alcanzar la grandeza. Su nacimiento es prueba de eso, pero hay muchas personas que viven en la mediocridad y apenas llegan a algo. Nada de lo que les toque enfrentar en la vida será tan difícil como lo que ya han logrado. ¡Ustedes son grandeza!”

Parte del problema de descubrir que estamos destinados al éxito es que nos vemos separados de todo lo que nos rodea. Esto es consecuencia del ego. Cuando nos vemos separados del resto de la naturaleza, no logramos percibir la simplicidad de nuestro destino. Piénselo. ¿Cómo se ve usted? ¿Piensa en función de usted y el mundo? ¿Piensa en función de usted y alguien más? ¿Piensa en función de usted y la naturaleza? ¿Está separado de todo lo que ocurre a su alrededor, como un observador? ¿O estamos todos necesariamente entrelazados en lo que existe? No hay dos personas que experimenten el mundo exactamente de la misma manera porque todos creamos nuestra propia realidad. La realidad es subjetiva.

Usted habrá oído la expresión “la vida es lo que hacemos de ella”. Pues bien, es absolutamente cierto. Lo que vemos y la manera en que lo vemos (nuestra percepción) crea lo que pensamos que es verdad (nuestra realidad). Por lo tanto el mundo, su mundo, es producto suyo. Usted no puede separarse de su experiencia de lo que es, porque usted lo crea. Si se retira el “usted” del mundo, no existe. Usted y el mundo (su mundo) son inseparables. Cuando usted muere, también muere el mundo, o al menos el mundo y la realidad que son exclusivamente suyos. Su mundo, su interpretación del mundo, no puede existir sin usted. Entonces, no se trata de usted y el mundo. ¡Usted es el mundo!

Si puede comprender este concepto, entonces el éxito es simple. Le diré por qué. Cuando usted se ve separado de todo lo que lo rodea, ve a todo lo que lo rodea como un todo, una unidad. ¿Sabe por qué hace esto? ¡Porque es un todo! Cuando usted mira un árbol, tiene que concentrarse en verlo separado de los otros árboles y del resto del paisaje. ¿Por qué se necesita concentración? Porque no está separado y aparte de todo lo demás. Cuando miramos hacia afuera, vemos todo junto porque está junto. Para separar cualquier cosa de todo lo que vemos, necesitamos concentrarnos en la separación. La paradoja es que, debido a nuestro ego, para poder vernos como parte de todo lo que vemos y no separado, necesitamos concentración. Debemos concentrarnos en vernos en combinación con todo lo demás. Si el árbol tuviera ojos, y tuviera la suerte y la desgracia de tener ego, ¿cree que el árbol nos vería como parte de todo lo demás, como parte del mundo? Por supuesto que sí, de la misma manera que nosotros lo vemos a él. Ahora mire el árbol de nuevo... ¿Qué altura puede alcanzar un árbol? No hay límite. Crece tan alto como puede. Está destinado a alcanzar todo su potencial.

Las personas de éxito no tienen una vida común


Las personas de éxito no

tienen una vida común

Si nos podemos a revisar las biografías de personajes que destacaron en diversos campos como pueden ser la ciencia, negocios o música nos daremos cuenta que algunos no acabaron la universidad, no buscaron un empleo y no tuvieron el ciclo de vida que normalmente llevan la gran mayoría de personas.

El ciclo de vida que la mayoría llevamos también cuenta con muchas oportunidades de éxito pero todo dependerá de los planes que tengamos para nuestra vida aunque para algunos toma mayor tiempo ascender a un puesto gerencial o de mayor ingresos.

Generalmente cuando se tiene la seguridad de un trabajo estable con un buen sueldo es el momento que muchos eligen para aventurarse en algún proyecto nuevo pero a veces los años encima o algunas otras responsabilidades terminan por hacernos desistir.

Por otro lado las personas que buscan sus objetivos desde el inicio pueden llegar a obtener los resultados a temprana edad pero recordemos que será un trabajo que requiere mucho esfuerzo, dedicación y el resultado positivo nunca está asegurado.

Es claro que la afirmación sobre si el éxito no está ligado a la vida común no es exacto pero podemos revisar la biografía de alguna persona a la cual admiremos y tenga logros destacables y preguntarnos ¿Cómo logro eso?

La foto via Stock.xchng

viernes, 3 de diciembre de 2010

LA PSICOLOGIA DE UN HOMBRE DE NEGOCIOS

La psicologia de un hombre de negocios

hombredenegocios

Me encontraba leyendo un artículo sobre los aspectos psicológicos de una persona que trabaja en el mercado Forex que como saben es un mercado de divisas algo como un intercambio de monedas extranjeras pero creo que también se aplica a personas que emprenden algún negocio.

El éxito de personas que trabajan en este tipo de negocios depende fundamentalmente de la capacidad para hacer frente a situaciones extremadamente estresantes y la capacidad de tomar decisiones racionales bajo mucha presión psicológica.

La toma de decisiones no siempre produce resultados positivos por lo que este tipo de personas también deben estar preparados para afrontar el fracaso, reponerse y emprender otra inversión.

La toma de decisiones resulta afectada por múltiples factores como los consejos de compañeros, la información general que se tienen del mercado, los medios de comunicación, la opinión personal y resultan siendo tantas que provocan no tomar ninguna elección por el miedo al fracaso.

Dejarse llevar por las emociones tampoco es efectivo teniendo un alto porcentaje de provocar pérdidas lo mejor es basarse en estrategias que ya le dieron resultados positivos y apelar a su sentido común y su experiencia en este tipo de negocios tomando en cuenta todas las alternativa que se le presentan.

Finalmente hay que tener en cuenta algo muy importante sobre el estrés ya que muchas personas tratan de eliminarlo o tratan de esquivar las situaciones que lo producen pero hay que entender que este tipo de negocios siempre presenta situaciones estresantes por lo que lo mejor aprender a controlarlo y tratar que sus efectos negativos sean los más mínimos posibles.

Referencia: Best Syndication

La foto via Stock.xchng